martes, 19 de diciembre de 2017

Quiero leer: Deathless (Leningrad Diptych #1) by Catherynne M. Valente + Primeros capitulos!

Koschei el Inmortal es para el folclore ruso lo que los diablos o brujas malvadas son para la cultura europea: una figura amenazante y malvada; el villano de innumerables historias que han sido transmitidas a través de historias y textos por generaciones. Pero Koschei nunca antes se había visto a través de los ojos de Catherynne Valente, cuya versión modernizada y transformada de la leyenda lleva la acción a los tiempos modernos, abarcando muchos de los grandes desarrollos de la historia de Rusia en el siglo XX.

Deathless, sin embargo, no es un tomo seco e histórico: se enciende como el fuego cuando la joven Marya Morevna se transforma de una ingeniosa hija de la revolución, en la bella novia de Koschei, en su eventual ruina. En el camino hay elfos domésticos estalinistas, misiones mágicas, secreto y burocracia, y juegos de lujuria y poder. En total, Deathless es una colisión de la historia mágica y la historia real, de la revolución y la mitología, del amor y la muerte, que devolverá la vida a la mitología rusa en una impresionante nueva encarnación.



Deathless? La muerte? Stalin? Rusia? Cuentos? POR SUPUESTO QUE YES!

Me ha comprado totalmente. Si bien la portada no es la más bonita del mundo, me gusta, como que tiene un aire... intrigante.

A continuación, les dejo un par de frases, las cuales, en realidad, fueron el primordial motivo por el cual quiero leer este libro:

"Solo espera," siseó. "Solo espera. Papá Koschei viene, viene, viene, sobre las colinas en su caballo rojo, y tiene campanas en sus botas y un anillo en el bolsillo, y sabe tu nombre, Marya Morevna"

"―Oh, seré cruel contigo, Marya Morevna. Te detendrá la respiración, cuán cruel puedo ser. Pero tú lo entiendes, ¿verdad? Eres lo suficientemente inteligente. Soy una criatura exigente. Soy egoísta y cruel y extremadamente irracional. Pero yo soy tu sirviente. Cuando mueras de hambre te alimentaré; cuando estés enferma te atenderé. Me arrastro a tus pies; porque por tu amor, tus besos, estoy degradado. Solo para ti seré débil ".

"Pero su corazón estaba tan frío que podía contener hielo en la boca y nunca se derretiría".

"...Soy egoísta. Soy cruel. Mi compañera no puede ser menos que yo. Te tendré en mi tesoro, Marya Morevna, mi espejo negro".

"Cuando digo para siempre ", susurró Koschei," quiero decir hasta la muerte negra del mundo ". Ivan se refiere solo al momento presente, la luz parpadeante, en un campo verde, su boca en la tuya. Él quiere decir al prolongar de ese momento. Pero el para siempre no es brillante; no es así. El para siempre es frío, duro y definitivo ".

Lo sé! Ya quiero leerlo! Y si te has quedado con las ganas de más, o aún no te ha convencido... aquí dejo los primeros capítulos.

PRÓLOGO

No mires detrás de ti

El humo de leña colgaba pesado y dorado sobre el trigo esquilado, y la tierra se erizaba como una señora vieja y calva. Los manzanos habían sido despojados hace mucho tiempo para hacer leña de ellos; las raíces de cereza hace mucho tiempo habían sido desenterradas y hervidas en la comida. El cielo se hundió frío y pálido, tosiendo salpicaduras de luz flemática en las granjas grises y vacías. Los pájaros se habían ido, flechas arrojadas en escaramuzas invisibles, siempre al sur, siempre lejos. Sin embargo, tres criaturas flacas y mudadas cogían con sus garras una rama de pera marchita, mirando hacia abajo con ojos como rosarios: un chorlo moteado de oro, un alcaudón de pico agudo, y una graja huesuda de cara negra agarrada al tronco verde. Un viento se elevó, olía al trébol que crecía en el techo, a óxido y a médula seca y vieja.
El niño estaba sorbiendo, mocos y lágrimas cayendo por su barbilla. Trató de alejar las lagrimas, frotándose la roja nariz y rascándose el vientre con la otra mano raspada. Su cabello era incoloro, su edad era vaga, aunque no se veía pelusa en su rostro, ninguna cuadratura le apretaba la mandíbula, y sus costillas habrían sido angostas aunque tuvieran carne. Sus ojos cayeron, demasiado cansados ​​para entrecerrar los ojos en la luz otoñal. El sol atravesó sus pupilas, removiendo sombras allí.
¡Camarada Tkachuk! —La voz de una mujer joven cortó el viento vigoroso y ceniciento como tijeras. —Has sido acusado de deserción, cobardía en bruto frente al enemigo. ¿Niegas esto?
El niño miró a los dos oficiales y sus pulidos uniformes del tribunal, que llegaron desde un camión a este campo desperdiciado con el propósito de castigarlo, como si el ejército fuera una terrible madre severa, y él un niño que no había venido a cenar cuando lo llamaron. Su nariz goteó.
El dieciocho de junio —continuó la sargento, con la pluma arañando el bloc de notas como un pájaro en el polvo —¿se presentó usted para el servicio cuando el teniente general Tereshenko abrió sus libros en la aldea de Mikhaylovka para que todos puedan conocer la gloria en la tierra a través del don de sus cuerpos para con El Pueblo?
—N-no ... —murmuró el chico, su voz gruesa y arrastrada, una voz analfabeta, vocales perezosas de una mano de campo. La nariz del oficial se arrugó con disgusto.
¿Por qué no? —Ella ladró, los botones en su uniforme oliva parpadeando como ojos al sol.
Yo ... tengo ... once años, señora. —El sargento frunció el ceño, pero no le abrió los brazos, no lo recogió, ni le alisó el pelo ni le dio de comer pan. Él se apresuró a continuar. —Y obtuve esta pierna mala. Se rompió cuando tenía seis años. Yo... caí de un cerezo. El hombre vino con su gran libro, y corrí y me escondí con los cerdos. No quiero estar en el ejército. De todos modos, no sería un buen soldado.
La mirada del sargento se agudizó ante el torpe discurso del chico. —El servicio de tu cuerpo no es tuyo para otorgar lo que quieras. Pertenece al Pueblo, y nos has robado por medio de tu debilidad. Sin embargo, el Pueblo no es desagradable. Así como elegiste esconderte entre cerdos en lugar de servir entre leones, ahora puedes elegir tu reprimenda: ejecución por el pelotón de fusilamiento, que no es más de lo que mereces, o servicio en un batallón de castigo.
El chico la miró, con los ojos vidriosos y mudo.
—Ese será el frente de batalla, hijo —dijo la oficial superior, su voz áspera cargada de infinita misericordia. La graja alborotó sus plumas; el alcaudón hizo chasquear el pico. El chorlito cantó, lúgubre y alto. Un viento golpeó las hierba, luego, súbito y breve, ni cálido ni dulce. El espeso y oscuro cabello del oficial superior estaba trenzado alrededor de su cabeza como una corona, su mirada dura y cansada. —Probablemente no sobrevivirás. Pero podrías. Eres pequeño; todos lo fuimos, una vez. Puedes perderte en las filas. Se sabe que ha sucedido.
La sargento parecía aburrida. Ella hizo una nota en su cuaderno. —Camarada Tkachuk, ¿qué es lo que quieres?
El chico no dijo nada por un momento, su mirada se movía entre las dos oficiales, buscando misericordia como un jabalí que husmea champiñones en la tierra. Al no encontrar nada, simplemente comenzó a llorar: lágrimas delgadas, secas, hambrientas cortando la suciedad en su rostro. Su pequeño pecho se sacudió bruscamente; sus hombros temblaban como si la nieve ya estuviera cayendo. Se frotó la nariz furiosamente sobre un brazo desnudo. La sangre se veía rosada en el moco. —Quiero volver a casa —sollozó. El chorlito chilló como si estuviera perforado con largas espinas. El alcaudón escondió su rostro. La graja no podía ser testigo: abrió sus negras alas al aire. La mayor general Marya Morevna se sentó impasible y observó llorar al niño. El sargento golpeó su pluma con impaciencia.
Ve —susurró Morevna. —Corre. No mires detrás de ti.
El niño la miró en silencio.
Corre, muchacho —susurró la general de división.
El chico corrió. Manchas de tierra muerta volaron detrás de él. El viento los atrapó y los llevó hacia el mar.


PARTE 1

Una casa larga y delgada


Y llegarás bajo el manto negro de un soldado
con tu temible vela verdosa
y no me mostrarás tu cara.
Pero el enigma no puede atormentarme por mucho tiempo:
¿De quién es ésta mano que está aquí, bajo ese guante blanco?
¿Quién envió a este vagabundo, que viene en la oscuridad?
-ANNA AKHMATOVA



1
Tres maridos vienen a la calle Gorokhovaya


En una ciudad junto al mar que una vez se llamó San Petersburgo, luego Petrogrado, luego Leningrado, luego, mucho más tarde, otra vez San Petersburgo, había una casa larga y delgada en una calle larga y delgada. Por una ventana larga y delgada, una niña con un vestido azul pálido y zapatillas de color verde pálido esperaba a que un pájaro se casara con ella.
Esta sería la causa para que la mayoría de las chicas sean cerradas en sus habitaciones hasta que dejen de pensar en cosas tan alarmantes, pero Marya Morevna había visto a los tres maridos de sus hermanas desde la ventana antes de tocar la gran puerta de madera de cerezo, y así ella estaba tan segura de su propio destino como de que estaba segura del color de la luna.
El primero llegó cuando Marya tenía solo seis años, y su hermana Olga era alta, bella, con el pelo dorado peinado hacia atrás como un rollo de heno en otoño. Era un día plateado y húmedo, y nubes largas y delgadas rodaban sobre su techo como cigarrillos limpios. Marya observó desde el piso superior cómo los pájaros se reunían en los robles, disparando y chasqueando las primeras y más pequeñas gotas de lluvia, que todas las criaturas aladas saben que son las más dulces, como pequeñas uvas que explotan en la lengua.  Se rió al ver los chorlitos revolcarse sobre las flores, y al hacerlo, el rebaño se volvió como uno solo para mirarla, sus ojos como agujas sus ojos como cuchillos. Uno de ellos, un tipo negro y obeso, se inclinó peligrosamente hacia delante sobre su rama verde y, sin apartar la mirada de la ventana de Marya, cayó de golpe, ¡thump, bash!, en la calle. Pero el pajarito rebotó y, cuando se enderezó, era un joven apuesto, con un elegante uniforme negro, los botones destellando como gotas de lluvia, la nariz grande y cruelmente curva.
El joven tocó la gran puerta de madera de cerezo, y la madre de Marya Morevna se sonrojó bajo su mirada.
He venido por la chica en la ventana —dijo con una dulce voz recortada. —Soy el teniente Gratch de la Guardia personal del zar. Tengo muchas casas maravillosas llenas de semillas, muchos campos maravillosos llenos de grano, y tengo más vestidos de los que podría usar, incluso si se cambiara de bata a la mañana, a la tarde y a la medianoche cada día de su vida.
—Debes decir por Olga —dijo la madre de Marya, su mano revoloteando en su garganta. —Ella es la más vieja y más hermosa de todas mis hijas.
Y entonces Olga, que efectivamente se había sentado en la ventana del primer piso, que daba al jardín lleno de manzanas caídas y no al de la calle, fue llevada a la puerta. Ella estaba llena como un odre con la rica visión de su apuesto joven con su hermoso uniforme negro, y lo besó castamente en las mejillas. Caminaron juntos por la calle Gorokhovaya, y él le compró un sombrero dorado con largas plumas negras metidas en su ala.
Cuando volvieron por la tarde, el teniente Gratch alzó la vista hacia el cielo violeta y suspiró. Esta no es la chica en la ventana. Pero la amaré como si fuera ella, porque ahora veo que esa no es para mí.
Y entonces Olga fue graciosamente a las fincas del teniente Gratch, y escribió cartas bellamente confeccionadas a casa de sus hermanas, en las cuales con sus verbos construyó castillos y sus dativos brotaron como rosas bien cuidadas.
El segundo marido llegó cuando Marya tenía nueve años, y su hermana Tatiana era taimada y rubicunda como un zorro, sus agudos ojos grises aplaudían cada cosa fascinante. Marya Morevna estaba sentada en su ventana bordando el dobladillo de un vestido de bautizo para el segundo hijo de Olga. Era primavera, y la lluvia de la mañana había dejado su calle larga y delgada resbaladiza y brillante, adornada con pétalos de rosa húmedos. Marya observó desde el piso superior una vez más a los pájaros reunidos en el gran roble, atacando y rompiendo las flores de cerezo empapadas y arrugadas, que cada criatura alada sabe que son las flores más sabrosas, como tortas de especias que se derriten en la lengua. Se rió al ver los chorlitos revolcarse sobre las flores, y al hacerlo, el rebaño se volvió como uno solo para mirarla, sus ojos como cuchillos.
Uno de ellos, un pequeño tipo castaño, se inclinó peligrosamente hacia delante sobre su rama verde y, sin apartar la mirada de la ventana de Marya, cayó de golpe, ¡thump, bash!, en la calle. Pero el pajarito rebotó, y cuando se enderezó, era un joven apuesto con un hermoso uniforme marrón con una larga faja blanca, sus botones brillando como la luz del sol, su boca redonda y amable.
El joven llamó a la gran puerta de madera de cerezo, y la madre de Marya Morevna sonrió bajo su mirada.
Soy el teniente Zuyok de la Guardia Blanca dijo, porque la faz del mundo había cambiado. He venido por la chica en la ventana. Tengo muchas casas maravillosas llenas de frutas, muchos campos maravillosos llenos de lombrices, y tengo más joyas de las que podía usar, incluso si cambiara sus anillos a la mañana, a la tarde y a la medianoche cada día de su vida.
Debes decir por Tatiana dijo la madre de Marya, presionando su mano contra su pecho. Ella es la segunda más vieja y la segunda más hermosa de mis hijas.
Y entonces, Tatiana, que efectivamente se había sentado en la ventana del primer piso, que daba al jardín lleno de flores de manzana y no al de la calle, llegó a la puerta. Estaba llena como un globo de seda con la visión llameante de su apuesto joven con su elegante uniforme marrón, y lo besó, no muy castamente en absoluto, en la boca. Caminaron juntos por la calle Gorokhovaya, y él le compró un sombrero blanco con largas plumas de color castaño metidas en su ala.
Cuando volvieron por la tarde, el teniente Zuyok alzó la vista hacia el cielo turquesa y suspiró. —Esta no es la chica en la ventana. Pero la amaré como si fuera ella, porque ahora veo que no está destinada a mí.
Así que Tatiana fue felizmente a las fincas del teniente Zuyok y escribió sofisticadas cartas a sus hermanas, en las que bailaban sus verbos, los patrones cuadrados y sus dativos estaban dispuestos como mesas para banquetear.
El tercer marido llegó cuando Marya tenía doce años, y su hermana Anna era delgada y gentil como un cervatillo, su sonrojo era más rápido que las sombras que pasaban. Marya Morevna estaba sentada en su ventana bordando el cuello de un vestido de fiesta para la primera hija de Tatiana. Era invierno, y la nieve en la calle Gorokhovaya se amontonaba, como largas carretillas congeladas. Marya observó desde el piso superior cómo una vez más los pájaros se reunían en el gran roble, disparando y partiendo las últimas nueces de otoño, robadas de ardillas y escondidas en grietas de corteza, que cada criatura alada sabe que son las más amargas de todas las nueces, como viejos pesares sentados pesados ​​en la lengua. Se echó a reír al ver a los alcaudones forcejeando con las bellotas, y al hacerlo, el rebaño se giró como si fuera uno para mirarla, sus ojos como puntos de bayoneta. Uno de ellos, un tipo gris y majestuoso con una raya roja en la mejilla, se inclinó peligrosamente hacia adelante sobre su rama verde y, sin apartar la mirada de la ventana de Marya, cayó duramente, ¡thump, bash!, en la calle. Pero el pajarito rebotó y, cuando se enderezó, era un joven apuesto, vestido con un hermoso uniforme gris con una larga faja roja, los botones destellando como farolas de calle, los ojos entornados y una astuta astucia.
El joven llamó a la gran puerta de madera de cerezo, y la madre de Marya Morevna frunció el ceño bajo su mirada.
Soy el teniente Zhulan del Ejército Rojo —dijo, porque la faz del mundo había comenzado a luchar consigo misma, incapaz de decidir sobre sus características. —He venido por la chica en la ventana. Tengo muchas casas maravillosas que comparto por igual entre mis compañeros, muchos ríos maravillosos llenos de peces que se comparten por igual entre todos aquellos con redes, y tengo libros más virtuosos de los que podría leer, incluso si ella leyera uno diferente por la mañana, la noche y la medianoche de cada día de su vida.
—Debes decir por Anna —dijo la madre de Marya, con la mano firmemente apoyada en la cadera.—Ella es la tercera más vieja y la tercera más hermosa de mis hijas.
Y Anna, que efectivamente se había sentado en la ventana del primer piso, que daba al jardín lleno de ramas desnudas y no de la calle, fue llevada a la puerta. Estaba llena como un cubo de agua con la dulce visión de su apuesto joven con su elegante uniforme gris, y con una terrible timidez le permitió besar solo su mano. Caminaron juntos por la recién nombrada calle Kommissarskaya, y él le compró un gorro gris con una estrella roja en el borde.
Cuando volvieron por la noche, el teniente Zhulan miró hacia el cielo negro y suspiró. —Esta no es la chica en la ventana. Pero la amaré como si fuera ella, porque ahora veo que esa no es para mí.
Y entonces Anna fue diligentemente a las fincas del Teniente Zhulan, y escribió cartas bien redactadas a sus hermanas, en las cuales sus verbos se distribuyeron equitativamente entre los sustantivos y sus dativos no pedían más de lo que necesitaban.

Traducido por MyBooks

Acaso no dan ganas de leerlo? Ya creo que sí! Creo que un chico malo se añadirá a mi lista... jajaja


jueves, 7 de diciembre de 2017

Próximamente: Restore Me by Tahereh Mafi + Extracto!

Así es amigos, vengo con esta noticia genial, genialísima: Habrá 4ta parte de Shatter Me de Tahereh Mafi!.

Si últimamente has estado viviendo en una cueva, debajo de trabajos y exámenes como yo, ésta noticia te resultará bastante nueva, como lo ha sido para mi. Una grata sorpresa!

Y si ese no es el caso...bueno, te invito a que leas el siguiente adelanto que nos ha dejado Tahereh.
EL PASADO NO ME OLVIDARÁ

Juliette Ferrars pensó que había ganado. Ella se hizo cargo del Sector 45, fue nombrada el nuevo Comandante Supremo, y ahora tiene a Warner a su lado. Pero sigue siendo la chica con la capacidad de matar con un solo toque, y ahora tiene el mundo entero en la palma de su mano. Cuando la tragedia llegue, ¿en quién se convertirá? ¿Será capaz de controlar el poder que maneja y usarlo para siempre?

Extracto de “Restore Me”, de Tahereh Mafi

JULIETTE

Ya no me despierto gritando. No me siento enferma al ver la sangre. No me estremezco antes de disparar una pistola.
Nunca más pediré disculpas por sobrevivir.
Y aún así...
Me asusto al instante ante el sonido de una puerta que se abre de golpe. Silencio un jadeo, giro alrededor, y, por la fuerza del hábito, descanso mi mano sobre la empuñadura de un semiautomático colgado de una funda a mi lado.
—J, tenemos un serio problema.
Kenji me está mirando fijamente, con los ojos entrecerrados, las manos en las caderas, la camiseta tensa sobre su pecho. Este es el Kenji enojado. El preocupado Kenji. Han pasado dieciséis días desde que tomamos el sector 45 — desde que me coroné comandante supremo del restablecimiento — y ha sido tranquilo. Desalentadoramente. Todos los días me despierto, medio del terror, la mitad euforia, esperando ansiosamente las misivas inevitables de las naciones enemigas que pongan en duda mi autoridad y hacer la guerra contra nosotros — y ahora, finalmente, parece que ha llegado el momento. Así que tomo una respiración profunda, tuerzo mi cuello, y miro Kenji de reojo.
—Dime.
Él presiona sus labios juntos. Mira hacia el techo. —Bueno, lo primero que debes saber es que no es mi culpa, ¿de acuerdo? Yo sólo estaba tratando de ayudar.
Vacilo. Frunzo el ceño. —¿Qué?
—Quiero decir, sabía que este molestoso punk es una gran reina del drama, pero esto va más allá de lo ridículo...
—Lo siento, ¿qué? —Quito mi mano de mi arma; siento que mi cuerpo se afloja. —Kenji, ¿de qué estás hablando? ¿No se trata de la guerra?
—¿La guerra? ¿Qué? J, ¿no estás prestando atención? Tu novio está teniendo un maldito ataque de histeria ahora y tienes que ir a manejar su culo antes de que lo haga yo.
Exhalo, irritada. —¿En serio? ¿Otra vez con esta tontería? Jesús, Kenji. —Desprendo la funda de mi espalda y la tiro a la cama detrás de mí. —¿Qué hiciste esta vez?



* * *



—¿Ves? —Kenji me señala. —Ves, ¿por qué eres tan rápida para juzgar, eh, princesa? ¿Por qué asumes que yo era el que hizo algo mal? ¿Por qué yo? —Cruza sus brazos contra su pecho, baja su voz. —Y sabes, he estado pensando en hablarte de esto durante un tiempo, en realidad, porque realmente siento que, como comandante supremo, no puedes estar mostrando trato preferencial como este, pero claramente...
Kenji se queda de repente quieto.
Al oír el crujido de la puerta, Kenji levanta las cejas; un suave clic y sus ojos se ensanchan; un leve silbido de movimiento y de repente el cañón de una pistola se presiona contra la parte posterior de su cabeza. Kenji hace temblar los puños mientras me mira fijamente, sus labios no emiten ningún sonido mientras mueve los labios y repite la palabra psicópata una y otra vez.
El psicópata en cuestión me guiña un ojo desde donde está de pie, sonriendo como si no estuviera sosteniendo una pistola en la cabeza de nuestro amigo en común. Me las arreglo para reprimir una risa.
—Continúa —dice Warner, todavía sonriendo. —Por favor, dime exactamente cómo ella te ha fallado como líder.
—Oye —los brazos de Kenji vuelan en mofa rendición. —Nunca dije que ella falló en nada, ¿de acuerdo? Y tú estás claramente exagerando...
Warner golpea a Kenji en el lado de la cabeza con el arma. —Idiota.
Kenji gira alrededor. Arroja el arma de la mano de Warner.  —¿Qué diablos te pasa, hombre? Pensé que estábamos bien.

—Lo estábamos  —dice Warner con frialdad. —Hasta que me tocaste el pelo.
—Me pediste que te cortara el pelo—
—¡No dije nada de eso! ¡Te pedí que cortaras los bordes!
—Y eso es lo que hice.
—Esto —dice Warner, girando para poder inspeccionar el daño, —no es recortar las puntas, imbécil incompetente —
Jadeo. La parte posterior de la cabeza de Warner es un desorden irregular de pelo desigual; los pedazos enteros han desaparecido.
Kenji se encoge al ver su obra. Se aclara la garganta. —Bueno —dice, poniéndose las manos en los bolsillos-. —Quiero decir — lo que sea, hombre, la belleza es subjetiva —
Warner apunta otra arma contra él.
—Hey! —Grita Kenji.— No estoy aquí para esta relación abusiva, ¿de acuerdo? —Señala a Warner. —¡No me inscribí para esta mierda!
Warner se le queda mirando y Kenji se retira, sale de la habitación antes de Warner tenga otra oportunidad de reaccionar; y entonces, justo cuando dejo escapar un suspiro de alivio, Kenji mete la cabeza en la puerta y dice:
—Creo que el corte se ve lindo, en realidad.
Y Warner le cierra la puerta en la cara.
Bienvenidos a mi nueva vida como comandante supremo de El Reestablecimiento.

Vía: ew.com
Traducción: MyBooks


JAJAJAJAJAJAJAJA, No tienen idea de cuánto extrañé a estos personajes! Pobre Warner! Estoy ansiosa porque llegue Marzo del 2018.
Cover Reveal: Restore Me by Tahereh Mafi;

sábado, 22 de abril de 2017

Serie Confess de Colleen Hoover!

Aloha!


Por si no lo sabían, el libro Confess de Colleen Hoover ha sido llevada a la pantalla chica, Katie Lecler interpretará a Auburn Redd y Ryan Cooper a Owen Gentry.
Confess


Realmente, aún no he leído el libro. Lo admito, Colleen dejó de maravillarme con sus libros, tal vez sea una cosa mía, tal vez no...

En fin, si alguno/a desea ver la serie, he AQUÍ un link a una traducción de fan para fan, de Nicole Mendez quien se ha tomado la molestia de traducir los capítulos. 

¡Enjoy!

sábado, 11 de febrero de 2017

Recomendación televisiva: Vikings

¡Aloha! A continuación, vengo con una mega recomendación. Si bien no se trata de ningún libro en particular, más una serie de televisión, siento que debo de hacer una entrada especial para este programa que me ha obsesionado por completo y se ha robado todos mis momentos libres. Así es, ¡por culpa de Vikings no he tenido tiempo de leer! Jajajaja
Resultado de imagen para vikings serie

Pero descuiden, que en breve estaré subiendo unas cuantas reseñas literarias.

El año pasado había visto una y otra vez miles de noticias referente a esta serie, pero nunca había hecho caso. Fue hasta un momento en el que mi muro del Facebook era enteramente acerca de Vikings, y nada más que Vikings que decidí darle una oportunidad. Es decir, ¿qué tenía que perder? Además, el chico de la portada -a.ka. Ragnar Lothbrok (Travis Fimmel)- está bueno. Definitivamente lo vería, jajaja

Es más, yo nunca había leído nada referente a los vikingos y mucho menos me había tomado la molestia de siquiera buscar al respecto.

Lo único que sabía acerca de la cultura nórdica incluía a Thor y a Loki, gracias a las películas de Marvel, claro está. Así que esto era BOOM para mí. ¿Por qué rayos yo no sabía nada acerca de los Vikingos? ¡Obviamente rockeaban! Así que al instante empecé a buscar toda la info necesaria, y a sabiendas de cómo las cosas terminarían, no pude más que quedar atrapada en el mundo Vikingo.

Quede inmersa en la espectacular manera en que estos nórdicos atacaban a las naciones civilizadas, Nada podía detenerlos, ni los océanos, ni el miedo a lo desconocido, ni los gobernantes de Europa.

Vikings reproduce muy bien la crudeza de esa sociedad, brutal y cruel pero a la vez también poderosa y honorable.

Lo sé, lo sé. ¿tiene pinta de ser una serie muy violenta y llena de sexo, no? Bueno, en realidad no lo es. Sí, hay violencia y sexo, pero ambos en su justa medida. A diferencia de otras series de tv, ambos factores no se usan intentando atraer la atención del espectador -GoT-. Las escenas de sexo y violencia son medidas y nada salidas de tono. Cuando hay sangre, la tienes. Cuando el sexo sirve para la serie, lo tienes. Todo está cuando tiene que estar.  No como otras series que lo hacen para rellenar. Aquí todo tiene su momento y su tiempo.

Y por supuesto, no olvidemos del choque de culturas y religiones que toma lugar. La religión nórdica está más unida a la naturaleza, a los sacrificios y como saben, tienen sus propios y distintos dioses a diferencia del cristianismo, un solo Dios: Jesucristo.

Lo que más me ha gustado es que la serie está basada en hechos reales. Bueno, en realidad en la antigua poesía escandinava, acerca de las aventuras del héroe vikingo Ragnar Lothbrok, valiente y osado, este personaje es recordado por ser rebelde y haber causado estragos en algunos países de Europa.  Después de todo, es una serie de History, te hace llegar una gran riqueza histórica. Lo cual, si me preguntas, es la mejor parte de todo este rollo: el aprender acerca de esta sensacional cultura que existió en su momento. 

Así que atrévete a darle una oportunidad a esta sensacional serie de televisión, ¡no te arrepentiras! Sin darte cuenta irás pasando las temporadas... ¡y llegarás a la cuarta! (la cual ha finalizado recientemente).

Estoy más que segura que las aventuras del rey nórdico, Ragnar Lothbrok no te dejarán de sorprender. En definitiva, Vikings despertará tu espíritu salvaje y aventurero.

sábado, 7 de enero de 2017

Reseña: A Court of Mist and Fury (A Court of Thorns and Roses #2) by Sarah J. Maas

¡Buenos días y feliz año nuevo queridos lectores! Heme aquí, he vuelto una vez más, para traerles unas cuantas reseñas, porque, como se habrán dado cuenta, me es imposible estar mucho tiempo alejada del blog. Y por supuesto, ¡necesito descargarme en algún lado con los libros que leo! jajaja

A continuación, la reseña del segundo libro de ACOTAR de la maravillosa Sarah J. Mass, el cual, si aún no lo  han leído, les invito a que les echen un vistazo a la reseña del mismo AQUÍ.


Feyre sobrevivió a las pruebas de Amarantha para regresar a la Corte de Primavera pero a un elevado costo. Aunque ahora tiene los poderes de un Alto Fae, su corazón permanece siendo humano y no puede olvidar los terribles hechos que hizo para salvar a Tamlin y su pueblo.

Feyre tampoco se ha olvidado de su pacto con Rhysand, el Gran Señor de la temida Corte Oscura. Mientras Feyre navega en una red oscura de política, pasión y deslumbrante poder, un gran mal acecha, y ella podría ser la llave para detenerlo. Pero solo si consigue aprovechar sus angustiosos dones, sanar su alma fracturada y decidir cómo moldear su futuro y el futuro de un mundo partido en dos.


Bien, desde aquel final en ACOTAR, he estado como loca, queriendo saber qué sucedería. Así que apenas obtuve este libro, lo devoré al instante.
La historia continúa 3 meses después de los acontecimientos en el primer libro. Feyre ha derrotado a Amarantha, ha muerto y ha renacido como Fae. Está rota y aprendiendo a lidiar con los crímenes que ha cometido. Ha vuelto con Tamlin a la Corte Primavera y uno podría creer que todo sería un cuento de hadas, han vencido al malo y ahora tienen su final feliz... pero no.

Nada de eso.

Una guerra está cerca. Y nada es tan sencillo como parece. Las apuestan han aumentado, si Amarantha te parecía malvada, espera a conocer al Rey de Hybernia. Hay enemigos infiltrados y nuevos personajes... realmente les hablaría más de la trama, pero temo soltar spoilers. 

Sólo puedo decir que este libro ha sido JODIDAMENTE PERFECTO. Y a pesar de que me había spoileado ADREDE estas últimas semanas y pensaba que no habría ninguna sorpresa para mi luego de enterarme de muchas cosas... bueno, estaba equivocada.

Oh, tan, tan equivocada.

Me lleve muchas sorpresas.
Resultado de imagen para surprise gif
Punto y aparte. 

"—Él sí me ha amado. Me ama, Rhysand.—La cuestión no es si te ha amado, es la cantidad. Demasiado. El amor puede ser un veneno"

Este libro me gustó bastante porque toca temas de la vida diaria, (por más que sea un mundo y personajes imaginarios), tales como la violencia doméstica, el machismo... A medida que lean el libro, sabrán de qué hablo. Y es en serio genial cómo Sarah toca estos temas, porque he leido a muchas chicas defender lo indefendible tan sólo porque es en nombre del "amor". O sea, basta de romantizar tonterías por más que uno de los prota sea un chico caliente. NO. NO.
Resultado de imagen para no gif
No.

Y Sarah maneja estos temas de la mejor manera. 

Me refiero a que SPOILER en nombre del "amor" el boludo de Tamlin, encierra a Feyre. Literalmente, la encierra, la aísla de todo y todos porque no quiere que nada le suceda. O sea, ¿qué mierda?

Además, ella todas las noches vomita sus tripas y tiene pesadillas pero no, él nunca escucha eso, ni siquiera con malditos oídos de hada. Y la quiere mantener encerrada, encerrada, encerrada, sólo para él. Es decir, Feyre no tiene voz en esto y en nada, ella no puede decidir por sí misma porque no sabe de lo que habla. Wat? Andate a la mierda.
Resultado de imagen para love it gif
Y aún así hay chicas que lo defienden, defienden lo indefendible. Es decir, sólo porque un chico dice que te ama, ¿eso le da derecho de encerrarte y aislarte de todo? No me vengan con esa tontería. Acá no. Eso no es amor, eso es obsesión. FIN SPOILER

"Pero me olvidé de decirle —dije en voz baja, abriendo la puerta,— que el villano es por lo general la persona que encierra a la doncella y tira las llaves."

Pero no todo termina ahi, no. En esta continuación vemos cómo los personajes crecen y se adaptan y cambian. Porque, yo no soy la misma persona que fui hace un año atrás y estoy segura que nadie es la misma persona que fue hace un año atrás.

Y esta transición es tan... natural, tan creíble. Eso me encanta. Cuán creíble son los personajes, la manera de actuar de ellos...

Y claro, todo esto es sólo una pequeña parte del libro: la de los personajes. Ahora, ¿en cuanto a lo demás? Daaaamn, tenemos acción, secretos, amistades, traiciones, romance, un villano digno de terror... ¡todo lo que me encanta!
Pero oh, el romance. EL ROMANCE. Como sabrán, mi ship navega y atraviesa grandes tormentas. Yo sólo podía leer con una enorme sonrisa ante estos dos personajes y a cada escena que pasaba, quería más y más de estos dos. 
Esta continuación ha sido j o d i d a m e n t e genial. No se arrepentiran. Y si, esta reseña es una mierda en su máxima expresión, pero aún no he ordenado mis pensamientos.

Recuerdo cuando el auge de 50 sombras estaba por la red, medio mundo hablaba horrible del libro y la otra mitad lo alababa. Y claro, yo no podía hablar, nunca lo había leído, así que para formar mi propia opinión, lo leí y no me gustó. El porqué tal vez lo explique alguna vez. De todas maneras, mi punto es, que lo lean, no juzguen el libro sin haberlo leído.
Resultado de imagen para read the book gif
El amor puede ser tanto una cura, como un veneno. Por favor, tengan eso en mente.

Y de eso es justamente lo que va el libro.

Así que por favor, no lo juzguen antes de tiempo por el simple hecho de que la prota no está con quien deseas, ¿cuán frívolo es eso?

Feyre pasa por mucho, Feyre crece muchísimo como personaje. Ella estaba en el abismo, hundiéndose muy, muy en el fondo y sale adelante y leer eso es maravilloso. Pero ella no es la única, muchos otros crecen de igual manera.

Además, va de la libertad de pensamiento, de acción, de hacer lo que tú quieres y no lo que otros te obligan a hacer. Va de aprender a quererte a ti mismo/a, de saber cuánto vales y lo que te mereces. Y todo eso, junto con muy buenas escenas y personajes memorables, se lo van a perder.

No juzguen el libro sin saber qué hay dentro de sus páginas.

Cada uno es libre de elegir, sólo que es muy triste cuando lo juzgan por un par de spoilers,  sin saber realmente cómo se dieron las cosas, considerando lo buena escritora que es Sarah.

En fin.... ¡ese final!

Oh, ese final...
Como siempre, Sarah nos deja con la boca abierta. ¡Te adoro, Sarah! Ojalá algún día sea una escritora tan genial como vos.

Y ahora, creo que me iré a formar parte de los grupos de discusión luego de TAL final. Y de todas las cosas que están en juego y de cómo todo puede irse a la mierda en un abrir y cerrar de ojos.

Antes de despedirme por completo, hay algo que me ha estado molestando... y puede que sea un poco SPOILER:

¿No entiendo cómo es que hay personas que no leerán el libro sólo porque el interés amoroso es otro?

Es decir, ¿WOT?. Bien, entiendo que les gustaba Tamlin, en serio, a mi también me agradaba, pero nunca me... cuadró por completo.

Resultado de imagen para tamlinEs decir, por favor, por favor, POR FAVOR, si sos team Tamlin y has leído muchas cosas malas acerca de él y no quieres leer eso... bueno, dejame decirte que las cosas no son así de horribles como pintan. Si, hizo cosas... que no debería de haber hecho y me imagino que si estas leyendo estos spoilers, mejor voy con todo; como dije, hizo cosas que no fueron buenas y mucho menos adecuadas, no para Feyre, ni para los demás faes ni para los humanos, es decir, para nadieee que no sea su propio beneficio. Y eso molestó como el infierno, oh, sí que molestó. Sucede que Feyre y compañía, pasan por muchas cosas para evitar que CIERTA COSA suceda, luego viene Tamlin y LA CAGA EN GRANDE. ¿Y para qué? ¿Por qué rayos hizo eso?

Porque es egoísta, por eso.

Y tal vez Tamlin no lo ve, mientras leemos esa escena, sabemos que él no se da cuenta de ello. Nos damos cuenta que está cegado por -el amor- que dice tener por Feyre. (El cual, si me preguntas, es más lujuria que cualquier otra cosa).

Y no, por favor, no salgan con eso de que Tamlin no era así antes, bla, bla, bla. Que Sarah lo cambió en este libro y todo ese rollo... bueno, no es así. Porque Tamlin siempre, SIEMPRE ha sido así.
Sólo que nosotros no lo veíamos con claridad ya que lo vemos desde los ojos de Feyre, y en ese momento Feyre no se quería así misma, Feyre era distinta.

Pero las pistas estaban ahí, siempre estuvieron ahí. Incluso en el primer libro.

Entiendo que suena lindo quedarse con el amor de tu vida, bla bla bla. Al menos, con el primer amor, lo cual Tamlin es eso para Feyre. Y nadie juzga eso, nadie desmerita el amor que hay/hubo entre los dos.

Es algo así como Ruin & Rising, (he aquí otro ejemplo, jajajajaja. Perdón), recuerdo que dije que no lo leería porque ya sabía el final y era una reverenda mierda, etc, etc. LUEGO lo leí y... me di cuenta cuán equivocada estaba, porque tal vez no se dió lo que yo quería, pero entendí por qué, entendí las razones, comprendí que era lo mejor... y eso sucede aquí.

Pero bueno, imagino que si no lo quieren leer, está bien. 

Pero vale la pena. Definitivamente.